Jueves, junio 20th, 2013 | Author:

De obra, para disimular las irregularidades: Esta gran librería mural, de obra, de pared a pared y de suelo a techo, tiene la virtud de adaptarse a las irregularidades del muro. Por un lado, aprovecha el hueco creado por un pilar, y por el otro, disimula la irregularidad del techo, más bajo en una parte que en otra. Para no restar amplitud al salón, se la pintó del mismo color que las paredes. Las baldas, muy largas (en el cuerpo grande miden más de dos metros), tienen el mismo grosor que el montante (5 cm), lo que refuerza la sensación de orden y equilibrio; para evitar roces, se protegieron con cristal.

Categoría: Decoracion salones
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in