Miércoles, junio 29th, 2011 | Author:

Se ha decorado con sencillez, y uno de sus principales aciertos es la tonalidad añil escogida para pintar las paredes: un color relajante que combina armoniosamente con los muebles escogidos. Sobre la cabecera de la cama, un enorme tapiz con dos simpáticos querubines recibe a las visitas. Una cómoda inglesa de caoba, un sillón, un escabel y una estilizada mesita auxiliar completan el mobiliario. En el cuarto de baño, en el que predomina el mármol negro, son dignos de mención los dibujos de inspiración clásica realizados por Blanca Ruiz de Villa.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in