Martes, abril 30th, 2013 | Author:

Un pequeño alzapaños fijado a la pared puede variar completamente el efecto de un cortinaje. Estos elementos de sujeción proporcionan volumen y movimiento a las telas de cortinas, caídas o visillos, que pueden resultar livianas en exceso o adolecer de lo contrario. Por otro lado, se colocan muy fácilmente y se manejan con idéntica fluidez, ya que es necesario tan sólo un golpe de mano para alojar la tela sobre ellos.

Categoría: Cortinas
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in