Miércoles, octubre 26th, 2011 | Author:

Una lámpara halógena dura justo el doble que la bombilla común. Otra de sus ventajas es que este tipo de alumbrado proporciona sensación de amplitud allí donde se instala; por este motivo, resulta muy adecuado para los espacios reducidos, como es el caso de los pasillos y recibidores. Las bombillas Halotone de Philips, con casquillo normal, se pueden manipular con los dedos y no necesitan transformador. Su luz clara es perfecta para la lectura y para realizar trabajos manuales. Al poseer una ampolla protectora exterior, pueden ser manipuladas con los dedos sin ningún problema.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in