Sábado, abril 13th, 2013 | Author:

Algunos pasos entre arboledas resultan de todo punto palaciegos. Grandes antorchas y una gruesa hilera de enormes vasijas flanquean el camino y retienen en cierto modo el exuberante avance de las más variadas especies vegetales.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in