Sábado, septiembre 10th, 2011 | Author:

Las lámparas de techo o de pie, los apliques luminosos, las pantallas, los tubos fluorescentes, los proyectores ocultos: todos estos elementos realzan los objetos y matizan sus colores, añadiéndoles notas de calidez, misterio o sensualidad. La iluminación artificial crea ambientes diferenciados, adecuados para las diversas actividades: desde la radiante explosión de luz de un comedor con gran actividad social hasta la tenue luminosidad de una tranquila sala de estar. Las luces y las sombras moldean los rincones y explotan toda su belleza. Las tendencias actuales marcan la preferencia por modelos discretos, estilizados, elegantes, sobrios, con alguna que otra atrevida nota de color; se manifiesta en gran manera el gusto por el color negro, por los metales y por las pantallas de pergamino y cristal.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in