Miércoles, julio 31st, 2013 | Author:

 Dormitorios principales básicos

El principal se decoró con lo básico: el cabecero, de nuevo con el propósito de ganar luminosidad, se eligió de madera lacada en blanco, y las mesillas, muy simples, a juego. Un gran radiador blanco recorre toda la pared; sólo la ropa de cama introduce una suave nota de color. Junto a la cama se hizo un armario de obra que, para dejar que pase la luz, no llega hasta el techo, dando intimidad a la zona de descanso y ocultando el vestidor. En las ventanas se prescindió de cortinas o estores, y se instalaron contraventanas abatibles, muy originales. Son de lamas de madera y, además de resultar decorativas, protegen del sol el interior.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in