Lunes, julio 25th, 2011 | Author:

Este interior es sereno y tranquilo. Sentarse en una de las cómodas butacas del salón es como dejarse seducir por la apacible belleza de una noche al raso. Los puntos de luz, el predominio del color azul, los pavimentos de madera y las paredes blancas y desnudas configuran un entorno de sobrio cromatismo, caracterizado por cierta imagen de universo particular. La pieza clave de esta decoración es un mueble de grandes dimensiones que se extiende a lo largo del salón-comedor. La parte inferior de este mueble se ha construido con D.M. de color blanco roto, y su parte superior está compuesta por láminas de vidrio tratadas al ácido, sobre las que Mercedes Zazurca ha realizado unos originales dibujos, inspirados en las constelaciones de Leo y Géminis, los signos zodiacales de los propietarios de la vivienda. Esta estructura acristalada ofrece una correcta distribución de la luz que afecta incluso a la cocina.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in