Lunes, julio 09th, 2012 | Author:

El proyecto del jardín estuvo a cargo de Carlos Thays (h). Para que el borde del terreno no fuera una línea muerta, se lo llevó hacia adentro con quiebres que lo van facetando. De esta manera, se creó una línea viva que genera distintas direcciones y espacios dentro del jardín. Al final, esta línea se enrolla sobre sí misma y forma un laberinto de calas.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in