Viernes, abril 19th, 2013 | Author:

La claridad se apodera de este comedor rodeado de puertas y ventanas con cristaleras. El mobiliario escogido potencia la luminosidad que viene dada por la proximidad del jardín. La mesa y las sillas, pintadas en blanco roto, se han adquirido en Hanbel. La lámpara de pie, también en blanco, es de Dehierro. El único elemento que pone la nota de contraste en este luminoso espacio es la lámpara de techo realizada en cartón y, cómo no, las piezas de cristalería.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in