Jueves, febrero 14th, 2013 | Author:

ENTRE CORTINAS
No cabe duda que la cocina, separada del comedor únicamente por una puerta y una ventana de cristal, se ha decorado mediante una serie de elementos que la convierten en una estancia muy especial. Podríamos decir que la cocina se ha distribuido en un solo frente, donde se ubica la zona de cocción. Los armarios bajos se han sustituido por divertidas cortinas, imitando al estilo rústico, a rayas amarillas y blancas. El fregadero, de un solo seno, ocupa la esquina de la ventana, desde donde se observa el comedor. Sobre el fregadero, un platero visto culmina un estilo colonial que impera en todo el apartamento.
Siguiendo con la tónica del color, el mobiliario se ha pintado combinando los dos colores básicos con el blanco. Para el revestimiento de las paredes se han utilizado piezas de gres de fabricación artesanal, de un instenso color azul oscuro, de manera que se crea un llamativo contraste, destacando especialmente la pintura del techo y el pavimento. Este presenta una gran originalidad, ya que también se ha trabajado manualmente para conseguir un efecto que, a primera vista, parece manchado.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in