Viernes, agosto 09th, 2013 | Author:

Casas con detalles antiguos

Después de vivir mucho tiempo en el extranjero, Verónica buscaba una casa para instalarse definitivamente en Madrid, y a ser posible, en pleno centro. Tras ver muchos pisos se decidió por este antiguo, que reformó por completo con la ayuda de su amiga Natalia. Verónica nos explica que, a pesar de haber llevado a cabo una reforma integral, conservó
algunos detalles antiguos que daban carácter a la casa, como las molduras de los techos, el cálido suelo de tarima y los radiadores de hierro fundido, de principios del siglo pasado. El resto fue totalmente renovado, ya que la casa estaba compartimentada en muchas habitaciones pequeñas y ella quería espacios más amplios. No en vano su ilusión principal era tener un gran salón en el que recibir a sus amigos y familiares con toda comodidad. Y con la reforma lo consiguió: una habitación muy espaciosa, con varios ambientes. En la zona de estar -presidida por su cuadro preferido: “La nadadora”- colocó dos sofás tapizados en rojo, que además de ser, según confiesa, su color favorito, le da un toque muy alegre a la sala. Delante de ellos puso una mesa de centro que diseñó ella misma y que, al tener el sobre de cristal, resulta muy ligera. Frente a esta zona, y junto a otro ventanal, se creó un agradable ambiente para leer y escuchar música con dos butacas antiguas de Le Corbusier, de cuero y acero, separadas por un curioso mueble-bar Art déco. Se trata de una de las joyas de la casa y fue adquirido en un anticuario.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in