Jueves, octubre 27th, 2011 | Author:

Actualmente existen muchas casas adosadas que en su parte superior poseen una buhardilla en la que se podría disponer de espacio para llevar a cabo todas aquellas actividades que no tienen cabida en otro lugar de la casa: zona de estudio, relax, cuarto de juegos, habitación de invitados, etc. En muchos casos, al tratarse de paredes inclinadas, queda limitada la distribución de los diferentes elementos, por lo que es necesario recurrir al mobiliario a medida.
Esta buhardilla tenía un grado de inclinación muy acusado y había que habilitarla como dormitorio y zona de trabajo. Aprovechando la parte más inaccesible, se situó una cama con ruedas, que durante el día queda totalmente escondida. Encima, un conjunto de estanterías y bucs de cajones resulta muy práctico y cómodo. Se colocó una barra dentada que impide que la ropa se caiga, ya que ésta sigue la inclinación del techo.
La mesa instalada es de caballetes, lo que puede variarse su posición siempre que se desee. En la pared frontal se colocaron unos estantes, para libros, equipo de alta fidelidad, plantas, etc. Todo el mobiliario se realizó con madera de fresno en su color natural.

Categoría: Aticos, Buhardillas
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in