Sábado, marzo 02nd, 2013 | Author:

De igual manera que existen baños estrictamente femeninos, también los hay que son absolutamente masculinos. El proyecto de construcción de este baño tenía, como principal objetivo, convertirlo en una estancia en la que se respirase un cierto aire masculino. Su propietario, un joven empresario de 35 años, sólo estableció un condicionante: poder disponer de un amplio vestidor junto al dormitorio y el baño. El antiguo piso contaba con un baño de estructura tracional, situado frente al dormitorio principal y separado de la habitación contigua por un tabique. Teniendo en cuenta que el propietario vivía solo y que el dormitorio disponía de dos accesos, se decidió remodelar por completo el espacio e instalar el nuevo baño-vestidor en el espacio anteriormente ocupado por la habitación, el pasillo y el antiguo cuarto de baño. Así se conseguía una mayor amplitud, al mismo tiempo que desde el dormitorio principal se podría acceder directamente al vestidor, sin tener que hacer recorridos innecesarios.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in