Lunes, marzo 04th, 2013 | Author:

La unión de todas las estancias permitió disponer de una planta de más de 22,5 metros cuadrados, que la interiorista decidió distribuir en tres zonas claramente definidas y separadas mediante tabiques. Por un lado, en la dependencia más cercana al dormitorio se ubica el vestidor y el lavabo; en una segunda dependencia se ha instalado una gran bañera, ligeramente inclinada y dirigida hacia dos ventanales que hacen esquina, y una práctica ducha con base realizada en madera de teka. Finalmente, el inodoro y el bidet ocupan el tercer espacio creado tras la reforma,
manteniendo toda la intimidad necesaria.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in