Viernes, septiembre 16th, 2011 | Author:

ILUMINACIÓN GENERAL.
Puede conseguirse de dos maneras: mediante una fuente de luz central o con una o varias fuentes de luz separadas. Si se escoge la primera opción, hay que tener en cuenta que la luz que proporciona un foco central suele ser excesivamente rígida y monótona. Por el contrario, se puede conseguir una iluminación general más atractiva con varios puntos de luz, situados, por ejemplo, en apliques que proyecten la luz hacia el techo.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in